Cómo le explico a mi hijo la perdida de un ser querido

Es muy común que, ante la muerte de un ser querido, se suela tener la reacción de alejar a los niños de la situación, con el objetivo de protegerlos. Sin embargo, lejos de evitarles el sufrimiento, esto puede dificultar su proceso de duelo, sumado a que estamos dificultando el desarrollo de habilidades importantes que en el futuro les ayudarán a hacer frente a los eventos dolorosos de su vida adulta.

A nadie le resulta fácil lidiar con una pérdida, mucho menos tener que explicarla a otra persona. Por eso, te dejamos aquí una serie de pautas que te pueden ser de gran utilidad para facilitar el proceso de duelo de tu hijo.

Para ello, es importante que adaptes el mensaje, así como la forma en que se lo vas a comunicar, teniendo en cuenta su edad, ya que, el desarrollo cognitivo de un niño de cinco años, por ejemplo, y a quien le resulta más complicado entender el concepto de muerte, es distinto al de un adolescente, cuya concepción de la misma es más compleja. No obstante, lo que se debe buscar, es transmitir los siguientes conceptos, siempre desde el cariño y la cercanía:

  1. La muerte es universal, es decir, todos vamos a morir, ya que forma parte de la vida.
  2. Que entienda que no volverá a ver a la persona fallecida, pues la muerte es irreversible. Y aunque, es doloroso para uno mismo ser consciente de que no se va a volver a ver a alguien a quien se quiere, así como lo es exteriorizarlo, los niños necesitan honestidad y recibir información que no los confunda más. Dependiendo de la edad, algunos niños necesitarán una explicación más clara sobre lo que ha pasado y lo que conlleva la muerte de un ser querido. De modo que, si les damos mensajes que escapan de su entendimiento, no solo se sentirán confusos, sino que podrán fantasear con la idea de volver a verlo.
  3. Que comprenda el motivo por el que el cuerpo ha dejado de funcionar, es decir, la enfermedad. De esta manera evitamos la incertidumbre asociada al pensamiento de que a él también le puede suceder de manera imprevista.
  4. Hablar de la persona como única e irremplazable.
  5. Aclarar que nadie es responsable de su muerte, con lo que prevenimos que se pueda sentir culpable de lo sucedido.

Los sentimientos de tristeza son normales cuando perdemos a un ser querido en nuestras vidas y no debemos perder de vista que estas son emociones sanas para el duelo. Por tanto, si al hablar con nuestros hijos, sentimos la necesidad de expresar dichos sentimientos, estaremos dando a la situación la normalidad que corresponde, además de estar enseñando que es bueno expresar lo que uno siente y cómo gestionar estas emociones, favoreciendo que, a su vez, ellos vivan su proceso de una manera sana.

Por último, es recomendable que, al momento de hablar con tu hijo, lo hagas en privado, de esta manera se sentirá más cómodo de expresarse con libertad, así como de preguntar cualquier duda que pueda surgirle.

Esperamos que estas recomendaciones te resulten de utilidad. No olvides que si esta situación te está sobrepasando, a ti o a cualquiera de tus seres queridos, es importante que acudas con un especialista. Para ello, puedes contactar con nosotros, cualquiera de nuestros psicólogos estará a tu disposición para trabajar y acompañarte en un proceso tan doloroso, y a la vez inevitable, como lo es el duelo.

Compartir esta publicacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *